En un documento del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), se revela que existen fotografías en las que doña Carmen Romero Rubio, esposa del presidente Porfirio Díaz, coloca lirio acuático en los canales de Xochimilco a fin de “embellecerlos”.

Dichas imágenes datan de 1897, y serían muestra de que el ex presidente y su esposa fueron los primeros, o tal vez uno de los primeros, introductores de esta planta al área lacustre capitalina, provocando que con el paso del tiempo se haya convertido en una plaga.

Puedes leer: No localizan a los 200 ajolotes “liberados” por alcaldes de Morena

1962, le año en que el lirio acuático empezó a ser un problema para Xochimilco

Y aunque la existencia de lirio acuático se reporta desde el porfirismo, anota el IMTA, la realidad es que nunca fue un problema, hasta 1962, cuando por ésta no se pudo navegar por los canales y además provocaron la proliferación de mosquitos generando así enfermedades entre la población

Así como en la Ciudad de México doña Carmen Romero Rubio se le vio echando lirio acuático a los canales,  también en Jalisco y Michoacán otras familias hicieron lo mismo en sus respectivos cuerpos de agua

Llegó a Xochimilco proveniente de EU, aunque su origen es la Cuenca del Amazonas

Se sabe que estos personajes trajeron la maleza de Estados Unidos así como del continente europeo, siempre con el fin estético. Sin embargo de acuerdo con los especialistas el lirio acuático es originario de la cuenca del Amazonas en Sudamérica, de donde habría sido llevado hacia nuestro vecino  país del norte y de ahí a Europa

¿Por qué es visto como plaga?

El lirio acuático es considerada una plaga en Xochimilco porque satura los canales impidiendo la navegación, tapa la entrada de luz solar con la que se nutren tanto la flora como la fauna, provoca la crianza de mosquitos, enfría la temperatura del agua y causa problemas de oxigenación en la misma.  

Puedes leer: El misterio sobre el paradero del mural “Una tarde de domingo en Xochimilco”

A diario un aproximado de 45 brigadas se dedican a limpiar de esta planta los canales de la demarcación, sacando 50 toneladas al día, lo anterior según datos de 2021.  

En 2016 el entonces coordinador de asesores de la entonces delegación Xochimilco, Ramón Acosta, aseguró que se trabajaba en la creación de una cooperativa para aprovechar el lirio acuático y convertirlo en papel amate, sin embargo se desconoce si este proyecto siga en pie.

Comentarios
AnteriorRefréscate del calor en la Feria de la Nieve 2022 en Tulyehualco
SiguienteNuevo Reglamento pone en riesgo los derechos de pueblos y barrios sobre sus cementerios